sábado, 29 de septiembre de 2012

Sumisas-busca-novios

Hay sitios donde se burlan de las sumisas-busca-novios. Aquí no, aunque alguna vez haya parecido lo contrario. Yo me burlo de los blogs con corazones y duendes por cuestión estética pero líbreme Dios de burlarme del legítimo deseo de encontrar novio bedesemero.

Un Amo-novio es un ente ideal. Encontrar un Amo-novio debe ser la hostia y las sumisas que lo tengan supongo que están flipando de gozo. Las buscadoras de novio Dominante y (un poquito) sádico están en su más legítimo derecho. Y no soy sarcástica ni nada, ojito, lo digo con todo mi buen corazón. De los asuntos del querer yo nunca me burlo.

He leído muchos blogs de sumisas en busca del Amor y, obviando los corazoncitos, las comprendo a todas. El empeño por enamorarse, aunque sea de entes ideales, es un acto natural, bello y ojalá más de un amargado/a lo tuviera. El problema son las expectativas.

Es fácil crearse elevadas expectativas ante el nuevo Amo-posible novio. Son caballeros que lo tienen todo: te usan como a una perra y te cuidan como una princesa. Irresistible. Hacerse ilusiones es casi obligado, un Amo-novio es la panacea a todos los males del corazón y la soledad. Hacerse la dura y no crearse un modelo irreal de Amo-amante es difícil y hasta ingrato. Es más dulce soñar con que ese Amo-posible novio te cuidará como nadie te cuidó, estará siempre atento y tendrá siempre ganas de guerra. El realismo ya sabemos que casa mal con el romanticismo.

Supongo que a expectativas más elevadas, mayor es el desengaño y más cruel la ruptura. Luego, te encuentras esos mismos blogs de corazoncitos llorosos y llenos de despecho y/o autocompasión. Joder, aunque yo parezca sarcástica y dura, eso me duele. Jamás me burlaré de una sumisa abandonada por sus expectativas.

Y lo peor, lo peor de todo es qué le dices a la sumisa llorosa. Le das palmaditas de ánimo? le dices eso de que todo pasará y blablabla? Yo, que soy muy bruta, les diría que a rey muerto, rey puesto, pero queda mal y además, yo soy de las que ya no se hacen expectativas y se supone, tengo mi carácter y a chula no hay quién me gane. Y creo que a las sumisas románticas les caigo fatal.


10 comentarios:

May Mercurio dijo...

jajaajaja, claro que sí coño! ¿Qué hay de negativo compaginar el deleite sexual sadomasoquista con los sentimientos y encontrar alguien que "complemente"? Nada en absoluto.
Ahora, el "problema", como bien dices son esas elevadas expectativas..pero bueno, cada uno es como es.
A mí el romanticismo, pues bien,pero lo pastelón si que no.La verdad es que yo soy de las que lleva coraza y tampoco es para dar aplausos.
Buen finde Mar!
(Voy a ver si escribo algo en mi blog que lo tengo abandonaó, me tienes engancha a tu blog, ainss)

James dijo...

Excelente, estimada.
El círculo expectativa, satisfacción o frustracion, expectativa.... Es aplicable a todas las cuestiones humanas. También, obviamente, al tema que te ocupa. Por otra parte también es cierto que la duración conspira contra la intensidad, y en ese tipo de relaciones, supongo, la intensidad es alta.
Dado la confianza que ya nos tenemos y habiendo averiguado y leído bastante acerca del tema, puedo comentarte libremente, que no parece que pueda pedirse, ni esperarse, algo demasiado profundo de un vínculo que fue concebido con un finde gozo sensual.
Pero claro, los seres humanos (incluyendo las mujeres) esperamos siempre aquello que sabemos no vamos a obtener.
Me encanta tu forma de escribir.
Un beso grande

Mar dijo...

May, no te creas, llevar coraza tiene su morbo... cuando te la quitas o te la quitan. Escribe YA!!!!!

Muchos besos.

Estimado James, muchas gracias. Sí es cierto que son relaciones muy intensas, pero también las relaciones vainilla pueden serlo mucho. Ya sabemos que la etapa del enamoramiento pasional es pasajera; lo que se debe aprender es a reconducirla para que evolucione a nuevas etapas, igual o más placenteras.

Muchos besos.

maiKO dijo...

Cierto, me caes mal, porque yo soy una de esas sumisas despechadas, lloronas y ñoñas, JA....

Besos cor y besos a E.

AMO SINIESTRO dijo...

El amor es un invento de la sociedad burquesa corrupto capitalista decadente que en sus meta proyectos manipuladores corrompe al proletariado cuando impide a las plataformas asamblearias populares la lucidez de miras elevadas tal que la promiscua esencia (jajajajja no te creas nada es que me sonó un poco a eso).
Pero no te falta razón, las relaciones Amo/sumisa en esa búsqueda por parte de "sumisa busca caballero borde con buenas intenciones no más de 88 kilos" tienen mucho de agencia matrimonial, motivo por el que muchas cosas no se aceptan en el contrasentido de que una relación poco convencional se exije que se adapte a todos los convencionalismos.

Mar dijo...

ohhhh, maiKO, yo pensaba que me querias... ¿A que escribo un post llorón?

Te quiero, reina mora.

AMO SINIESTRO, quizás el problema esté en las llamadas relaciones convencionales, que fracasan -o aburren- porque no saben salirse de sus convencionalismos.

AMO SINIESTRO dijo...

No lo creo, el -convencionalismo- por sí solo no creo que sea nocivo, un simple paseo al atardecer por cualquier sitio agradable es muy -convencional- y sin embargo tiene unas tintas placenteras tremendas, si se quieren ver, bien las de la simple calma, las morbosas, etc. Yo creo que el problema existe en admitir relaciones poco convencionales para darles el aire de lo convencional.

Mar dijo...

Una pareja BDSM con planes de estabilidad y de futuro debe adoptar fórmulas convencionales en su día a día, si quiere perdurar.

Y estoy convencida de que el convencionalismo absoluto mata las relaciones, o las convierte en una mediocridad.

Lo ideal sería combinar las dos fórmulas, un rato trasgresor, un rato convencional, equilibrio difícil pero posible.

AMO SINIESTRO dijo...

Es que una -pareja- ya es convencional por sí sola, la locura sería plantear un nudo convencional en un mundo nada convencional. Ya sabes que dicen en farmacia que no existen venenos sino dosis. Del mismo modo el tóxico de lo convencional puede curar algunas parejas pero a otras matarla, ya según capacidad de cada quien. Pero hay algo aun más tóxico y es el absurdo, de ese no se salva nadie ni hay pareja que lo resista, después de todo de lo convencional se puede salir con relativa comodidad.

Mar dijo...

Cierto, del absurdo no se salva nadie.