jueves, 13 de septiembre de 2012

Be curious

Yo soy una hetero practicante pero no militante. No puedo definirme bisexual porque mi experiencia homo es nula, cosa que no me jode ni me abruma pero podríamos decir que es una tarea pendiente.

Lo que sí es jodido, o al menos un poco absurdo, es no haber tenido oportunidades lésbicas. ¿Demasiado provincianismo a mi alrededor? ¿Demasiados tabúes? Fíjense que, hoy en día, sólo tengo trato con una lesbiana militante -con la cual nunca me podría liar porque es amiga y compañera-. Supongo que a mi alrededor habrá lesbianas o bisexuales que no salieron del armario, chi lo sa.

Cuando yo era radikal si me codeaba con lesbianas, iba a bares de chicas y a fiestas bolleras, pero normalmente no eran mi tipo y si alguna lo era, yo era entonces más cortada y a ratos bastante arisca, así que si alguna me miraba el culo se lo callaba cuando me miraba el careto mío de tía borde.

Mi tendencia bisexual la tengo clara, ahí no hay tu tía, y mi concepto juguetón del sexo me lo facilita. Me excitan más las escenas de sexo oral lésbico que las hetero y me gusta fantasear con mujeres. De pechos grandes, supongo porque yo no los tengo. El caso es que, aunque mi bicuriosidad no me tiene a mal traer, sí es una experiencia que, más temprano que tarde, caerá en mi currículo sexual. Que no se puede ir de trasgresora sin haber catado un coño, joder.

10 comentarios:

James dijo...

Estimada, me tiene totalmente ganado tu forma de escribir, como la de algunos otros/as a quienes se les entiende claramente lo que quieren decir y además la lectura resulta atrayente. Supongo que se debe a que son dones que no he recibido en la repartija "divina", como a vos te pasa con el tamaño de los pechos. Felizmente, aclaro, no tengo pechos.

Dicho con total afecto y cariño, veo tu transgresión totalmente declamativa, tal como vos misma la ves. Dudo, y ahí está la única discrepancia, que alguna vez pases la línea, lo cual no es malo ni es bueno, solamente quería comentarlo.

Besos & abrazos

May Mercurio dijo...

Yeahh Mar!! Es algo que mola y bastante.
Bueno, todos/as tenemos algo pendiente..yo también, pero no en lo lésbico, habrá que vivirlo algún día.
Un beso :)

maiKO dijo...

Uhmmmm no digo mas jajajaha

May Mercurio dijo...

No, en realidad casí todos/as tenemos más cosas pendientes por experimentar, y, no sola una(por lo menos, yo sí), el campo sexual es bastante amplio,y, cuanto más pervers,curiosa y abierta es la mente más cosas se acumulan.. (si no se llevan a la acción, claro.)

Reflexión no muy sorprendente de madrugada insomne, pero bueno, jajaja

Mar dijo...

Estimado James, tus siempre atinadas discrepancias me motivan para otro post. Intentaré dar argumentos allí. Besos.


May, ¿qué sería de nosotras pervertidas sin temas pendientes? Aburrimiento, abulia, apatía. Vivan los temas pendientes!!! Un besote, nena, y duerme!!!

maiKO, maiKO, yo tampoco digo ná. Guapa.

amigospanko dijo...

Delicioso, natural y excitante artículo. Me encanta la forma cómo vives lo erótico, que vendría siendo algo "erótico-festivo" (¿de dónde sacaré yo esta expresión que suena tan años 70!!)

Marlowe dijo...

Quizás escribir con esa naturalidad sobre el tema sea más transgresor que la pura ejecución. De todas formas, y más por tocar un poco las narices, hay cosas que vienen solas, pero otras hay que salir a buscarlas.

Un abrazo,

Mar dijo...

Fer, lo de "erótico-festivo" es grande!!! Sólo hay que quitarle un poco de esos pelos setenteros tan descuidados. No molan.

Sí, si, Marlowe, el momento lésbico no me va a caer del guindo, jajja. Abrazos.

amigospanko dijo...

Desde luego que unas axilas como las de mis compañeras de facultad y de cama en los 70 hoy en día no solo no molan, sino que podrían provocar disfunción eréctil transitoria a todo hombre joven nacido a partir del 1 de octubre de 1980. Todo se tiene que actualizar, menos la alegría que debe ser perpetua.

Mar dijo...

Pues leí que en algunos lugares de gente chachi está de moda dejarse el vello. En las mujeres. Y los hombres depilados. El mundo al revés, vamos.