lunes, 26 de noviembre de 2012

Nos vamos haciendo viejos

Anoche me puse la peli de Los tramposos como mi tonto y particular homenaje a Tony Leblanc. Yo me he reído mucho con ese tipo y, como comentaba en el blog de cine y BDSM, hacer reir me parece una de las acciones más honrosas del ser humano. La risa sana y purificante, como la de esas pelis españolas de escasa calidad artística pero, cuánto nos hacían reir, qué bien nos hacian sentir.

Me puse la peli porque había terminado con Ken Follet y no quería empezar nueva novela. Y porque acababa de leer una entrevista en El País Semanal a un filósofo que no recuerdo quién es pero que me llegó al alma. Decía el hombre que le resulta más sencillo ser ateo y pensar que cuando uno se muere todo acaba. Y cierto que es un pensamiento sencillo. Nunca lo había visto de esa manera, lo cual no quiere decir que me vaya a volver atea, porque aunque sea más sencillo yo no lo digiero bien. Y prefiero vivir teniendo una buena digestión: pensar en una vida futura eterna se me hace durísimo pero también me resulta la posibilidad más lógica de la existencia.

Pensar en que te mueres y se acabó me resulta duro por su incoherencia y sinsentido. Pensar que te mueres y te espera la eternidad me resulta durísimo pero lógico y casi esperable. Joder, nunca lo sabré si resulta ser cierta la primera posibilidad.

Por eso, la salida más liviana para tal angustia vital es reirme, como es natural.  


8 comentarios:

James dijo...

Estimada Mar, sin pretender ser autorreferencial, pero síendolo, de dejo un link a un posteo sobre el tema: http://topsecret747.blogspot.com.ar/2012/09/la-vida-es-una-herida-absurda-o-no.html

El posteo no es gran cosa, pero los comentarios son muy buenos.
Besos y abrazos

efe{LL} dijo...

Nuestro Toni nos lleno a varias generaciones el alma de risa y la verdad le hemos recordado muchos.
Saludos

Mar dijo...

James,cuando estaba escribiendo este (un poco absurdo) post, te prometo que tenía en mente uno que escribiste hace no mucho. Ahora comprobaré si es el mismo que me enlazas. Mil gracias.

Besos.

Mar dijo...

Verdad que si?´Otra de mis preferidas de Tony Leblanc es El tigre de Chamberí, con otro genio como Jose Luis Ozores.

Saludos.

Mar dijo...

Creo que si, que era ese el post tuyo que recordaba. Magnífico post y magníficos los comentarios al mismo. Ha sido un placer volverlo a leer.

James dijo...

Qué amabilidad la tuya, querida Mar. No hay placer semejante a escuchar mentiras de mujer, jajajjaja
Besos, querida amiga

Marlowe dijo...

No sé si es el pensamiento más sencillo, pero sí el más natural. Lo de la eternidad, además de duro, puede ser "mortalmente" aburrido.

Un abrazo.

Mar dijo...

Como aquella obra de Sartre donde el infierno es un lugar donde aburrirse eternamente.

Un abrazo, Marlowe.