viernes, 9 de noviembre de 2012

Más sobre orgasmos y ninfomanía

Tener un orgasmo no es el fin.

Hace unos cuantos años, cuando empecé este blog, publiqué dos entradas llamándome a mi misma ninfómana. Por provocar, pero también por sacarle hierro al término. Ninfómana como característica orgullosa y no denigratoria. Ninfómana con objeto de dejar claro que el sexo es importante en mi vida, que soy feliz teniendo sexo y que lo considero una forma esencial para demostrar amor.

Tuve una época de rechazo hacia el sexo -entre los 35 y 38 años- y fue una época infeliz. Quiero pensar que fue un trastorno hormonal, aunque nunca fui al médico porque yo soy muy bruta en esas cosas y me curo yo sola a lo bestia, ya digo. La cuestión es que me curé -o como queramos llamarlo- y volví a ser sexual y sensual, volví a disfrutar de mi vida erótica.

¿Orgasmos? Pueden pasar días sin que los requiera. Incluso pueden pasar semanas. Si me autodenomino ninfómana -pero no se lo tomen demasiado en serio, ya saben cómo las gasto en este blog- es porque siento placer con situaciones nimias y cotidianas: una conversación, miradas, planes para luego, la copa de vino de la cena que me suelta la lengua y me da brillo a los ojos. Decenas de caricias. Decenas de besos a lo largo del día. Un polvo improvisado. Una siesta entrecomillada. Subir la cuesta hacia mi trabajo sintiéndome follada y bien follada. Y quizás follada sin haber llegado al clímax brutal que tengo la felicidad de disfrutar. Quizás sólo follada pero, carajo, qué sonrisa bobalicona llevo puesta en la cara.

Quiero llegar a los sesenta, setenta años y seguir así, ser una viejecilla cachonda y pícara que quizás ya no folle como ahora pero siga amando y descubriendo. Ser como mi abuela, cuando me contó aquella vez, ya bien arrugadilla, cómo mi abuelo y ella se demoraban placenteramente en la cama cada mañana, sin prisas porque ya no había niños en casa ni trabajo al que acudir. Probablemente sin follar -ella nunca me lo contó- pero qué importaba.

Y, por cierto, quizás haya a quien resulte repugnante pensar en ancianos manteniendo sexo. Muy triste esa gente. Muy corta de miras.

8 comentarios:

James dijo...

Son inevitables las calificaciones y encuadramientos, aún los de si mismo, y por lo tanto es totalmente lícito que te definas de alguna forma. Por lo que escibiste, el término aplicado a vos misma tenía como fin fundamental la provocación, objetivo que consigue largamente, ahora, por lo que he leído de vos -escrito por vos misma- no parece corresponder a una mujer con "furor uterino", como te definiría el diccionario de la RAE.
Besos y abrazos

Shurime dijo...

Yo siempre he pensado que sere una viejita muy agil para seguir montando.... A caballo tambien! Jajajajaja

Besos cielo

yara dijo...

En eso de usar la palabra para provocar nadie podria negarte que eres una experta, pero tambien en decir las cosas con una pasmosa claridad, coincido en la visión de tener 60 o 70 años y desear disfrutar del sexo (dulce, suave, salvaje, tierno, simple y liberador sexo) deseando y siendo deseada, coqueta y pícara, miraba con envidia a mi abuela con 80 años y que no salia de su habitación sin "ponerse" las cejas.... creo que ese futuro incierto deba empezarlo a construir desde ya, sin esperar a "algun dia".
Me encantan tus post, gracias por la visita....

May Mercurio dijo...

Si que es corta de miras la gente que les resulte asqueroso el sexo entre gente ya muy mayor, cuadriculados, a ver si ahora el sexo sólo se da en la "juventud", ja! Supongo, bueno, no, será diferente porque el cuerpo está en otra fase, pero no tiene que ser malo ni mucho menos..claro que no!

Estoy de acuerdo que el orgasmo no es el fin, ni es TODO ni mucho menos, yo tambien Mar si no llegó al orgasmo,no pasa ná, una cosa es que sucediera siempre, pues nadie me roba la sonrisa perversa de encima..por ejemplo cuando eres la que da placer a la otra persona y esta se rompe en un buen orgasmo, eso da una satisfacción inmensa, también te sientes feliz,con placer y más cosas..

Llegarás, llegarás a los 60-70,serás picaruela y juguetearás..y espero que yo también y buenos todos jajaj, un beso :)

May Mercurio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mar dijo...

Querido James, es que, en mi opinión, el Diccionario de la RAE está anquilosado en ciertos términos. (Señores Académicos, despierten!!!)

Besos grandes.

Shurime, seremos viejas sexys, guapas y deseables, estoy segura.

Un besote.

yara, cierto, ese futuro empieza hoy mismo. Me encantó imaginarme a tu abuelita.

Gracias por tus palabras. Un beso.

May Mercurio, precioso lo que me cuentas, yo es que con historias así ya estoy feliz un rato. Admiro a mujeres como tu madre.

Besotes.

efe{LL} dijo...

Nos contamos ya mi Dueña y un servidor entre esos dos maduritos plenos que no paran de gozar y ademas no se esconden nada.
Buen descubrimiento el de este blog.

Saludos.
lady Lorena y efe

Mar dijo...

Bienvenidos Lady Lorena y efe{LL}. Enhorabuena por vuestra relación, me he pasado ya por vuestro blog y es un gustazo leeros.

Saludos.