domingo, 11 de noviembre de 2012

BDSM para parejas vainilla

En cualquier tienda erótica no especializada en BDSM encuentras artilugios para azotar, para atar, collares, mordazas, máscaras y toda la pesca. Entro en un sex shop online bastante conocido y la oferta es amplia y variada. Luego, me paso por el foro de dicha tienda y la peña charla de sus prácticas sexuales: igualmente amplias y variadas. Me gusta.

Hay a quien molesta que la gente vainilla practique juegos BDSM. O eres vainilla o eres canela, parece que los términos medios están de más. Tener un modo de vida exclusivamente BDSM, mantener una relación BDSM de Amx/sumisx no es lo común, no la practica tanta gente, al menos en España. Lo común es lo vainilla, pero... ¿son tan aburridas y convencionales las parejas vainilla como nos las pintan desde el colectivo BDSM? Te paseas un rato por cualquiera de esas tiendas eróticas online y deduces que no. El volumen de ventas es alto y si lees los foros, ya digo, la gente disfruta de manera muy variada y sin prejuicios. Y también los juegos BDSM tienen su lugar.

El colectivo más intransigente del BDSM parece que piensa que si los vainilla juegan se pierde la pureza del asunto, como advenedizos que son. Ellos desean que el BDSM sea un coto privado de elegidos, tocados por una especie de halo místico. Supongo que no desean salir del armario, que prefieren la caverna, ser un colectivo desconocido para el gran público. Y que ese gran público les perciba como un grupo misterioso y raro (como esa ceremonia final de Eyes Wide Shut, gente rica y snob haciendo ceremonias un poco ridículas).

Sin embargo, yo sólo le veo ventajas a una salida del armario entre el colectivo BDSM español: dejar de ser considerados gente rara y degenerada, para empezar. Y que las parejas vainilla introduzcan juegos BDSM en sus prácticas sexuales lo veo fantástico. Para la salud sexual de cualquier pareja en general y para la percepción del BDSM como algo que no es de gente de mal vivir, sino gente más bien tirando a corriente que opta por disfrutar de relaciones de pareja basadas en la cesión libre de poder.

Me gusta esa oferta erótica tan variada, me gusta que haya parejas vainilla que, de vez en cuando, jueguen a atarse, a amordazarse, a hacer de esclavo sexual por un rato. Lo veo sano para el BDSM. Le quita oscuridad.

8 comentarios:

Shurime dijo...

Lo veo sano para nuestra sexualidad en general. Mas de una vez he oido que una sumisa es pesima en la cama pero es muy sumisa.

Me enorgullezco de ser una mujer muy activa sexualmente, desde mi segundo acto sexual los he disfrutado y si no he obtenido el orgasmo por lo que sea no me ha avergonzado masturbarme ante el hasta conseguir tambien mi placer.

Es triste ya sea vainilla, canela o limon aferrarse a eso y no abrir mas puertas porque a mi vienen diciendome que haciendo el pino puente y silbando el puente sobre el rio kwai enlazo tres del tiron.... Ya te digo yo si lo hago.

Te silbo hasta la macarena!

No me gusto 50 sombras porque me parece una novela rosa de lo peor pero no quita que muchas mujeres estan dejando los pudores y disfrutando.

Menudo rollo te he metido!

ohma dijo...

De acuerdo contigo en esta entrada al cien por cien.
Los grupos puristas no son buenos,por cerrados y exclusivos como bien explicas aqui.
Un fuerte abrazo.

Sara dijo...

Yo tambien estoy de acuerdo contigo. En realidad siempre voto por la transparencia. Habra cosas misteriosas en el universo, sin duda pero el bdsm no me parece una de ellas por mas que se empeñen los dichosos "puristas".
Besos Mar

James dijo...

Muy buena entrada, muy explicativa y entendible, inclusive para los outsideres.
Como regla general, no me gustan los grupos cerrados.
Un beso grande

efe{LL} dijo...

Pues es verdad yo digo he comentado varias veces que el BDSM es un estilo de vida para todo el mundo y que si se puede aprovechar algunas de sus practicas para no caer en la monotonía genial y que si abre las puertas a los demás será más facil que nos entiendan.

Un saludo.

Lucía Oscura dijo...

Si! Por favor! Yo que hace muy poco que descubrí este mundo, y lo que me atrae, si necesito algo de "canela". Me va a costar pero igual poquito a poquito consigo que a mi pareja deje de asustarle y puedan atraerle cosas similares a las que a mi, a veces me siento como si fuera de "cristal", que no me rompo!! Jeje ;-), ya algo he avanzado desde la primera vez que se lo comenté y me miro con cara de pánico, puff me sentí una verdadera enferma...

yara dijo...

Los extremos son malos, malísimos, las exclusividades solo nos privan de ampliar nuestros horizontes y nuestras experiencias, el sexo vainilla puede ser tan apasionante como el BDSM, solo depende del gusto de quien lo disfrute... querer tener la exclusiva de un tipo u otro de sexo es como robarnos una buena parte del pastel o acaso un gesto de pura ternura de nuestro Amo no nos desarma cual marionetas? A MI SI, y me voltea como un calcetín!!!!, las sensaciones, las vivencias no son privativas de un grupo o de otro. Shurime, como a ti las sombritas no me gustaron, pero yo pasé las sombritas de Grey (no era Amo era amito, no eran sombras eran sombritas) a todas mis amigas y ahora las tengo alborotadas alrededor del tema, leyendo y buscando información, esa puede que sea la única positividad del libro que nos deje tras de él una saga de libros del mismo tema que presente al mundo otra imagen de este universo que vivimos.... que despierte la curiosidad de la gente y nos vean como somos unos afortunados que tienen la suerte de ver la vida desde otra optica..... muy buen post como siempre Mar...

Mar dijo...

shurime, tu mete todos los rollos que te apetezca, que te leo con gusto. Yo también me tiraría de cabeza por el puente del Kwai, como tú. Pa tres días que nos quedan...

Besitos.

ohma, me gustaría leer alguna vez argumentos sólidos de esos puristas que objetivamente defiendan su pureza.

Un abrazo.

Sara, cierto, para mi el BDSM nunca fue algo "oscuro" sino claridad. Cuando te leo veo que para ti también.

Un gran beso.

James, a mi tampoco me gustan esos clubs con entrada restringida y que se reservan el derecho de admisión.

Un abrazo.

efe{LL} al menos normalizar en la medida de lo posible, hacerlo natural. Sería algo bello.

Saludos.

Lucía oscura, entra si te apetece en esas tiendas eróticas online con tu chico y poco a poco dejará de asustarse. Un beso.

yara, coincido contigo en la opinión hacia las 50 sombras de Grey: mala novela pero que está despertando una curiosidad nada oscura. Y si, hay que saber disfrutar de todo. Gracias por tus palabras.

Un beso.