sábado, 1 de diciembre de 2012

Cocinera, cocinera

Este año en mi empresa no iremos a comer fuera por Navidad. La comida de Navidad es muy esperada entre mis compañeras y creo que también entre los chicos. Nosotras siempre nos ponemos monas y ellos van de diario, pero no importa. En mi empresa ya ni se liga, esos años pasaron y aunque cada año viene gente nueva -yo soy de las veteranas- no se qué coño ha pasado que ya no existe ese tonteo de años atrás. Recuerdo mi primera comida navideña en mi empresa, ja, y el glorioso karaoke que vino después. Y las historias que se cocieron en esos días que aún siguen dando que hablar. Pero llevamos años de un tranquilo que te mueres, la comida navideña  y el copeteo posterior transcurren sin pena ni gloria y aunque yo diga que no importa, que está bien así, no me crean, que miento.

Este año comeremos en la empresa. Cada quisqui llevará un plato de su especialidad y las organizadoras andan diciendo que platos elaborados, que nada de tortilla de patatas, que es una comida navideña. Han puesto una lista en el tablón y la peña va poniendo lo que va a traer, para que no haya repeticiones. Por ahora la gente no está derrochando imaginación. Una ha puesto "aperitivos". Otra ha puesto "langostinos". T. ha puesto "carne", así, sin especificar.

Para mi esto es casi EL HORROR. A mi el tener que PENSAR un plato y encima "especial" me parece un suplicio. Y cocinarlo. Y presentarlo de forma bonita y elegante.

EL HORROR.

Soy una manazas y un desastre cocinando. Entraré en modo pánico. Lo se.

Creo que le voy a pedir a mi madre que me prepare algo.


8 comentarios:

James dijo...

Las fiestas no son lo que eran antes, lo cual no me parece tan mal porque ya no soy el único que no levanta -liga-. La muerte iguala y la crisis también. Pero no desesperemos, ya vendrán tempos mejores y volveremos a comer el bodegones y parrillas de mala muerte. Este es nuestro sino, querida Mar.
Besos & abrazos

PD: excelente la idea de pedirle a tu madre que cocine por vos. Vos no pediste venir a este mundo, ella te trajo, así que...

ohma dijo...

jajaja es todo un reto, Mar.
Venga ánimos y tira palante. Prepara un solomillo con nata y pimienta, es fácil y muy rico.
Besos.

Sara dijo...

Yo estoy con James. Miente como una bellaca a tus compañeros y suplica a mami (yo lo haria...)
Besitos

Sara dijo...

No, no es cierto. Yo no lo haria pero me encanta hacerme la pajilla de que si. Yo cogeria un plato y empezaria a practicar como una loca hasta que me saliese medianamente decente.
Besos otra vez

Sara dijo...

(joer...no se si quedo peor apropiandome de los meritos d otra o como una loca histerica empeñada en aparentar normalidad). Bueno...no me tomes en cuenta los comentarios de hoy andaaa)

Mar dijo...

Hay una facción disidente en la empresa que aboga por comer en restaurante, hoy ha aparecido una lista para votar: empresa o restaurante, al final vamos a tener polémica... Ni crisis ni ná, polémica.

Besos grandes.

Mar dijo...

Yo la comida de batalla, tipo tortilla de patatas la hago divinamente.El problema es la comida especial.

Gracias por tus ánimos y sugerencia, ohma.

Besos grandes.

Mar dijo...

Ay, Sara, yo que pensaba que había escrito una chorrada de post y resulta que me encuentro en un dilema moral, jajjaja.

Mil besos.