martes, 6 de noviembre de 2012

Mitos y leyendas (sexuales)

Pongo "mitos y leyendas" por tirarme el moco y epatar con el título del post. Porque comprobarán, si lo leen, que escribo desde la ignorancia.

Mito número 1: el Punto G.

No lo pongo en duda absoluta, hasta puede que exista. En algún lugar estará, supongo, yo lo he buscado y he hecho que me lo busquen pero o bien lo tengo dormido o bien nací sin él. Yo no es que lo eche de menos porque soy una clitoridiana de pro, pero molaría tenerlo.

Mi mosqueo radica, sin embargo, en que no conozco a nadie que me demuestre que lo tiene, pero que me lo demuestre con pruebas y argumentos. No vale que me describan cómo se corren vaginalmente. También me mosquea que haya quien lo defienda para quitarse de encima la tarea de proporcionar orgasmos clitoridianos, tarea que a algunos resulta engorrosa (pobres miserables).

Mito número 2: la eyaculación femenina

Sólo la he visto en pelis porno, lo cual no es digno de confianza. Miento, también en un vídeo con ínfulas didácticas en la que un nota de bata blanca nos enseñaba cómo provocarlo (algo complicado me pareció). Así que supongo que existirá.

Mi mosqueo radica en que el squirt se parece demasiado a la eyaculación masculina y maldita falta que nos hace a las mujeres tener la vida sexual de los machos. Nuestra sexualidad clitoridiana sin eyaculaciones es gloria bendita. Que no me culpen de carencias.

Mito número 3: el parto orgásmico.

En este mito tengo más confianza, más que nada por ir de activista pro-parto natural. Yo defiendo los partos naturales, ya tuve el mío nada placentero pero lo preferí a estar medicada y anestesiada. Lo que ocurre es que el parto orgásmico me suena a cosa tremendamente pija, de tener pasta y parir en una clínica megaguay, con bañera climatizada y ambiente chill-out.

He ahí mi mosqueo: que sea un invento de eco-pijas. Porque decir: tuve un orgasmo durante el parto queda chachi y todas te envidiarían. Yo sólo conozco a mujeres que han parido en la pública, con sus monitores a cuestas, en paritorios donde brilla una luz blanca criminal: tener un orgasmo en condiciones así es una quimera (aunque yo habría pagado por experimentarla).


14 comentarios:

maiKO dijo...

Que quieres que te diga, ufff referente al primero, yo estoy en ello, es como el señor de los anillos y el pedante frodo con ese sufrimiento contínuo, y la búsqueda eterna del monte del destino, para detruir el anillo unico.

Sobre el punto 2, x dios, yo no quiero que salga de mi coño un chorro viscoso y molesto, prefiero verlo en la parte masculina y poder saborearlo aunque en esto sere cochinilla seguro....

El tercero jajajajaj como no soy ni pija ni megapija, no puedo opinar, pero supongo que es la exusa perfecta al miedo paritorio, y queda mejor nene, paga la clinica que de paso que paro, me corro jajajajajjajajja me parto de la risa. QUE guapa eres!!!!!!!!!!

James dijo...

Tres mitos. El más increible, el último.
Besos

Shurime dijo...

Niña era de tu opinión hasta que conocí a mi sátiro.... punto 1 existe dios como existe y punto 2 es posible a través del punto 1, doy fe y para demostrarlo te tendrás que venir al próximo encuentro..

Punto 3... ni puñetera idea ..... :p

Besitos

Shurime dijo...

Maiko no es viscosa mas bien liquido..... jejejejejeje

Shurime dijo...

Por cierto que la numero tres primera noticia... joer me ha impactado....

Shurime dijo...

Por cierto que la numero tres primera noticia... joer me ha impactado....

Sara dijo...

Como no tengo hijos, no opino del 3 pero el 1 y el 2 existen. Lamentablemente sólo lo he vivido una vez y...sola.
Y... francamente, me metí el susto de mi vida pensando que me había hecho pis encima (y no era el caso créeme...) es como un líquido que no es transparente pero tampoco espeso.
Es probable que vuelva a ocurrir porque me da que volveré a llegar a ese punto de desesperación...seguro.
:)))

Besicosssssssss

Lucía Oscura dijo...

Estoy contigo. La 1 no la he conocido, me quedo con mis orgasmos clitoridianos, o una mezcla de los dos (gran ayuda esa del vibrador para usar "mientras") y este mito me ha traído de cabeza mucho tiempo, por sentirme "rota" estúpida obsesión del universo entero en que según te la meten ya estás rozando el cielo.
La 2 me suena a hentai, cuantas veces habré visto eso, que parecen géisers....
Y la última.... Puff primera vez que oigo esto, pero ojalá fuera así...

Mar dijo...

maiKO, me llegó al alma la comparación con El señor de los Anillos (con lo friki que soy). Jo, es que lo has clavao!!! Tú si que eres guapa.

Mil besos.

James, pues yo hasta vi un documental con una señora disfrutando como una bellaca... vamos que te entran ganas de tener otro hijo y todo.

Besos.

Shurime, te digo lo mismo que a James, hay por ahí un documental, perdi la referencia, lo siento. Respecto a los puntos 1 y 2... siento envidia!!!

Besos, guapa.

Sara, me encanta que confirmes lo que dice Shurime, oye, espero que lo vivas de nuevo, de verdad.

Un gran beso.

Lucía Oscura, has dicho una gran verdad: la importancia del vibrador. Oye, creo que me has onspirado un nuevo post. Mil gracias por tu comentario.

rams de M dijo...

el 1 no estoy segura si lo pillé alguna vez, pero por años me consideré defectuosa porque casi todas mis relaciones sexuales con mi ex esposo terminaban con lo que yo creia era pipi... al entrar al mundo BDSM aprendí que es codiciado el derecho a prescenciar el 2. Lo que complica es la sensacion de desplomarse en cada oleada de placer y por supuesto el problema del liquido mojando la cama, la alfombra o donde sea que estes. No niego el gustazo sexual que se siente, pero insisto en que es dificil barajar las opciones para no dejar un desastre y ala vez seguir excitada pensando en que hay que acarrear el colchon hasta el patio a la vista de los vecinos... Creo que con los años ya cada vez menos me doy el 2, por falta de privacia. Nomas doy fe que existe y que no siempre esta en el area de lo que cuesta conseguir con esfuerzo de la pareja, aunque una misma debe permitir que los efluvios lleguen olvidando lo subsecuente de pre-desmayo y habitacion olorosamente mojada

amigospanko dijo...

Es muy cierto que el terreno sexual se presta mucho a mitos y leyendas. Yo voy estictamente a mi experiencia:
1) Algunas mujeres con las que he estado o lo simulan extraordinariamente bien o cuando se estimula con el dedo el área de la pared anterior vaginal en su tercio distal donde se supone que Graffemberg hizo su descubrimiento, responden con expresiones de placer
2) Prometo de forma solemne que en cuatro mujeres de las que he estado en toda mi vida he observado la famosa eyaculación femenina que, efectivamente es copiosa y el líquido nos es claro del todo pero tampoco espeso e inoloro más bien. Con la primera mujer que eso ocurrió recuerdo que ella tenía mucha verguenza al respecto (fue antes del año 1980, cuando Perry publicó en Inglés su libro "Punto G" en 1982 desenterrando los estudios de los años 50 del ginecólogo holandés Graffemberg, que no sé si escribo bien ahora mismo su nombre) para mí siempre esa exuberancia líquida ha resultado muy erótica y queda muy claro que ni es orina ni flujo vaginal y/o lubricación de las glándulas de Bartolini... La eyaculación femenina en muy pocas mujeres es un hecho
3) He leído y he oído hablar de orgasmos en el parto, pero con la epidural y todo eso... léase tasa enorme de cesáreas, etc. no tengo un conocimiento directo del caso. Sí una amiga, muy sensible ella, tenía orgasmos dando el pecho.
Excelente discusión!

amigospanko dijo...

Una acotación cito a Graffemberg en los puntos 1 y 2 porque la literatura relaciona a ambos puntos con el punto G y perdón por las redundancias. Sin embargo a mí no me consta. En los casos que he observado y disfrutado de eyaculación femenina, la apaertura de algún "grifo" interno no parecía estar desencadenada por ninguna maniobra específica ni nada diferente. A todo esto la mujer tiene un órgano, el clítoris, que seguramente es una de las mayores obras de arte de la naturaleza (o de dios para los más religiosos) ya que su único propósito, a parte de coronar maravillosamente la vulva, es dar placer. Es algo insólito en la biología, tan práctica ella, pero el clítoris tiene como misión dar placer, y por lo que se observa cuando se estimula correctamente ya sea por la propia usuaria o por una pareja sus efectos son muy poderosos. Además sus registros placenteros son diferentes si se estimula su raíz, sobre su caperucita o directamente en su punta desnuda...Luego están las (dichosas) mujeres que tienen un buen orgasmo siendo sodomizadas, incluso si tal práctica no viene acompañada de rítimas caricias sobre el clítoris.
Eso sí, siempre volviendo a mi experiencia, las veces que he visto más lubricada a una mujer, al punto de literalmente "chorrear" ha sido cuando he tenido el privilegio de administrarle unos buenos azotes, especialmente cuando lo he hecho con la fusta o con el cinturón...

Mar dijo...

rams de M, bienvenida!!!

No imaginaba que el squirt diera esos "problemas". Gracias por compartir tu experiencia. Ya se a qué atenerme si algún día me pasa.

Mar dijo...

Querido Fer, con lo que nos cuentas ya creo que hemos conseguido un buen puñado de información, coincido contigo en que todos los comentarios han sido de gran utilidad. Y sobre todo porque se basan en experiencias personales y no en teorías. Eso le da un enorme valor y les doy las gracias por compartirlo aquí.

Respecto a tu comentario, corroboras la gran complejidad de la sexualidad femenina: ninguna de nuestras experiencias es calcada a las demás.

Y ningún orgasmo se parece a otro!!!