jueves, 1 de noviembre de 2012

Saber debatir

Saber mantener un debate es una asignatura pendiente en mucha gente. Para mantener un debate en condiciones hay que saber manejar varios elementos:

1. tener una mínima idea del tema que se debate y si la que se tiene es poca, aclararlo siempre. Fantasmones y dogmáticos suelen ir a la par y se les suele pillar a las primeras de cambio, aunque ellos no se den por aludidos. Si no se tiene mucha idea del tema, lo mejor es quedarse aparte. Parece lo lógico pero a mucha gente parece que le cuesta no opinar de cualquier tema candente, aunque no tenga ni idea.

2.  escuchar al otro. escucharlo con toda atención.

3. sobre todo: argumentar. El gran problema en cualquier debate es que no se sabe utilizar argumentos, lo cual es paradójico, dado que un debate supone esgrimir argumentos que defiendan las ideas propias y derrumben las contrarias. Sin embargo, los argumentos o bien se usan mal -por ejemplo, se recurre a justificar una idea lanzando balones fuera (si estas en contra de los toros deberías estar en contra de los mataderos de carne, es un argumento "balones fuera" usualmente esgrimido por los taurinos); o bien, ni siquiera se utilizan. Es decir, directamente se hace dogma, se defienden los postulados propios sin demostrar mediante argumentos sólidos su validez. (Argumentos sólidos son aquellos que pueden medirse de forma objetiva).

4. finalmente, un buen debate implica no tener que convencer al oponente de lo erróneo de sus ideas... Respetar el duelo de argumentos, aceptar la diferencia de pareceres con deportividad, incluso tender puentes entre ideas que pueden ser compatibles. Incluso aceptar la derrota si los argumentos del otro rebaten los nuestros. Todo ello enriquece cualquier debate y a nosotros mismos.




3 comentarios:

Eva Letzy dijo...

Qué bueno!!! Hacía tiempo que no pasaba por aquí, y me alegra haberlo hecho porque este post me parece genial.
El gran problema, y el peor creo, es que mucha gente (por lo menos mucha de la que me rodea en mi día a día) no escucha. A mí siempre me llama muchísimo la atención que la gente haga un monólogo sin escuchar al otro. Creo que lo más interesante es escuchar qué dice el otro...
Y lo que dices sobre argumentar, vamos, que es verdad que la gente plantea su postura y ya, es así porque sí y se acabó...
Muy bueno, me gusta cómo lo has dicho...
Besito

James dijo...

Estimada, de acuerdo con todas tus consideraciones.

Me pregunto ¿hay una real necesidad de debatir? Respuesta: Sólo en pocos casos en los cuales debe tomarse una decisión y hay varias ideas. En el resto, son únicamente cuestiones de ego a las que aplican todas tus consideraciones y muchas más.
Un beso grande

Mar dijo...

Eva Letzy, celebro que te gustara esta entrada. No las tenía todas conmigo (que no se me da bien teorizar). Peroes cierto que me da rabia ver cómo mucha gente no sabe argumentar y ni siquiera expresarse.

James, no se en Argentina, pero aquí los niños no manejan bien la expresión oral. Aprender a debatir, como hacen en la escuela de los Estados Unidos, creo que sería un buen remedio.

Gracias a los dos. Besos.