martes, 14 de diciembre de 2010

Regreso

He recibido un comentario de sondemar -cariño, no lo publico por ser tan personal, prefiero responderte con esta entrada-. Desde ya digo que la esperaba. Porque ha vuelto a publicar en su precioso blog y porque sus escritos tienen un nuevo aire, o el mismo pero diferente... vamos, yo me entiendo: su erotismo cegador y a veces agresivo parece que va renaciendo.

Anda que no me ha hecho ilusión que me escriba. Debo ser franca: pensé que lo nuestro se había acabado, como tantas amistades vía virtual se acaban. También pensaba en lo que realmente ha pasado... hay momentos en que no se está para nadie, yo misma soy así, cuando no estoy, no estoy.

Pero ella no es mediocre. Las mediocres no resisten el paso del tiempo y olvidan a sus amigas. Solo son capaces de entablar mediocres amistades. Efímeras. Que no son amistades ni son nada. Y sondemar no es mediocre, que ya la tenía yo calada desde los tiempos de sométeme. Qué tiempos aquellos.

(Así que mi preciosa Dama del Norte, gracias por volver, por leerme y por no olvidarme. Yo tampoco lo hice.)

2 comentarios:

sonndemmar dijo...

jjj... ERES TREMENDA.... No me merecía una entrada jodida. Que cosas tan inmerecidas me pones... Conste que me ha hecho una jartá de ilusión. Que ganitas de hablarte, Yo no sé si soy mediocre o no mi vida. Pero si sé que hay personas que no se olvidan y tu eres una de ellas.

A ver si nos vemos por el mess...

bicos viento del sur... ;)

seibra dijo...

Che, che, che, perdona que te diga... ¿acaso no fuiste tú quién escribió en su blog una entrada -totalmente inmerecida- referida a la muá? Pues donde las dan las toman.

Ay, casi no me conecto por mess, pero a ver si nos encontramos, vale, yo también tengo ganas.

besotes muy gordos. Te quiero, niña.