jueves, 17 de febrero de 2011

Cunnilingus

Hay hombres que nunca lo hacen. Incluso hay hombres que secretamente se vanaglorian de no hacerlo. Incluso, incluso hay hombres que murmuran que es algo que les da asco. Ciertamente son ejemplares lamentables. Un hombre incapaz de comerse un coño por asco es menos que hombre. Es un mierda. Porque todos han sido engrendrados y han sido paridos a traves de uno. Hace tiempo escuché a un mierda de esos decir que comerse un coño era asqueroso. El tipo era homosexual pero eso no le disculpa ni mucho menos.

Hay hombres patéticos que practican el sexo oral como preliminar. Y cuando digo preliminar lo digo con todas las de la ley: cuatro lametones y a follar. Ese tipo de hombre insignificante se cree que con los cuatro lametones ya ha cumplido con su pareja. Se cree que merece aplausos y olés por ser un tío enrollao que antes de meterla cumple con los preliminares. Tipos de esos hay unos cuantos, por desgracia, verdareros inútiles y sobre todo, tontos de remate porque se creen dioses del sexo.  

Hay hombres que practican el sexo oral sin pajolera idea. Atacan a la vulva sin gracia ni pundonor. La vul-va, el clí-to-ris, hay tipos que ni saben dónde está. Hay tipos que desconocen que lo que tienen en la boca es material altamente sensible. Un lametón más fuerte de la cuenta y DUELE, joder. Ese tipo de hombres te ponen muy nerviosa. Mejor se les manda parar, para cariño déjalo, si no tengo ganas. A veces, hombres así, son tan débiles, que encima se agobian y hay que ir quitando hierro a su falta de pericia oral, no cariño, si es que no me concentro, si es que no me apetece, si ya estoy satisfecha (no es culpa tuya que eres un vago y un inútil).

Pero también hay hombres que saben controlar su lengua, su saliva y sus labios, que les imprimen la presión justa. Hombres que saben alternar mordiscos, lenguetazos, sorbos y chupadas. Hombres cuidadosos y agresivos en su exacta medida. Hombres pacientes que no te preguntan si ¿ya?. Hombres que no se te agobian si les dices que pares, que hoy no... porque hay días que no y es de verdad. Hombres auténticos, verdaderos tesoros de macho. Joder, hay pocos, pero los hay.

2 comentarios:

Maiko 舞子 dijo...

Hay pocos, pero los hay.
Besos desde mi encierro emocional.
Maiko.

seibra dijo...

Y los que no, pueden aprender, que no es tan complicado!!!!

Querida Maiko, todo mi cariño para ti, te echaba de menos. Sabes cómo encontrarme, si te apetece. Besos.