sábado, 19 de mayo de 2012

Yo quería ser un ángel de Charlie

Además de bailarina del Ballet Zoom, yo quería ser un ángel de Charlie, aunque no sabía cuál.

Sabrina Duncan, la lista
Sabrina era la más lista y a menudo me pedía ser ella. Molaba su pelo tan liso, para mi, que tiendo al pelo encrespado y electrizado, tener el pelo tan liso es la hostia. Además, aunque yo era pequeña, ya le intuía a Sabrina una chispa volcánica, era la típica chica aparentemente sosa y fría que luego deviene en devoradora de hombres. No se, me gustaba Sabrina.

Jill Munroe y su moldeado

Ser Farrah Fawcett era un sueño. La chica de la dorada California. Con esos dientes cuasiperfectos. En realidad me parecía tan ideal que no me atrevía a soñar mucho a ser ella. Ese pelo, joder, llevar un moldeado así era un imposible.

Kelly Garret, la piji

Kelly era para los momentos princesa, los ratos en que tenía ganas de ser liviana y fantasear con un caballero aguerrido que me llevara en brazos. Kelly siempre parecía a punto de sufrir vahídos, era la chica acunable, me molaba a ratos porque a veces parecía una debilucha, pero su moldeado también era ideal de la muerte y era la que llevaba la ropa más pijina. Yo tenía diez años y era una pijina.


De todas formas, lo más chulo de todo era Charlie. Sabías que debía ser un tipo atractivo y pelín canoso, esas canas guapas de los hombres maduros y atractivos. Elegante. Misterioso. Joder, era todo un Misterioso Dominante. Era el puñetero Amo, dando órdenes a las ángeles con su socarronería pero, a la vez, preocupado cuando las chicas se metían en líos con los malos. Y la frase, esa que decía el puñetero Charlie al principio: Había una vez tres muchachitas que fueron a la academia de policía. Les asignaron misiones muy peligrosas. Pero yo las aparté de todo aquello y ahora trabajan para mí.¿Era o no el AMO?

Nota 1: Bosly es odioso.
Nota 2: Cheryl Ladd no es un verdadero ángel. Ni las otras que han venido después.


2 comentarios:

- CONTRABAJISTA, AÚN - dijo...

:P

Mar dijo...

Unos de los misterios masculinos más misteriosos es cómo hacen para elegir a su ángel favorito, aunque siempre acaban decantándose por la rubia. Misterio.

Saludos!!!