jueves, 31 de mayo de 2012

Colectivos

Supongo que no, que no desconfío de los colectivos, yo que siempre he sido de izquierdas y creo en el poder del pueblo y blablabla. Más bien tengo falta de confianza en mi, cuando me sumerjo en un colectivo. A veces envidio a la gente que nada como pez en el agua en ellos, esa retórica brillante, la facilidad para tomar la palabra y desgranar ideas molonas y sobre todo, realizables. Pero también tiendo al menosprecio hacia esa gente que toma la palabra y hace demagogia. Que son tantos.

Tengo tendencia a huir de cualquier colectivo cuando hace demagogia, por eso no me verán jamás en una movida temática, ni ecologista, ni 15M, ni siquiera bedesemera. Me apasiona el debate pero entre individualidades y cuando se contempla la posibilidad del relativismo. Incluso del escepticismo.

Siempre me fue bien yendo a mi aire. Las veces que no lo hice, me sentí incómoda y sobre todo, impostada. No me pidan que firme manifiestos para quedar bien. Ni que haga ruido en demasiadas manifestaciones. Ni siquiera que acuda a quedadas o actos comunitarios donde la gente se reconforta por su igualitaria forma de pensar.

2 comentarios:

ohma dijo...

En los colectivos o eres el lider o eres una pieza más, tal vez te pase como a mi que no me siento cómoda ni como lo uno ni como lo otro.
Y ojo, que los colectivos suelen ser muy fáciles de manipular y si están mucho tiempo compactos de hacerlos volar por los aires.
Aunque, también, genera mucho confort el encontrar a alguien que ves que coincide en tus inquietudes.
Bueno, me lié.
Saludos de la lectora

Mar dijo...

No, no te has liado, al contrario. Yo tiendo a ir de disidente y eso en los colectivos suele estar mal visto, pero vamos, tampoco soy una rebelde sin causa.

Gracias por comentar. Saludos.