viernes, 24 de octubre de 2014

Los blogs de los Amos tóxicos

Yo soy muy prudente y no me gusta meterme a comentar en blogs de sumisas que penan por sus Amos. Yo se que si entro al trapo y les muestro algún que otro argumento de sensatez, ellas me lo agradecerán amablemente pero seguirán erre que erre. Creo yo que ocurriría así, yo a veces peco de pensar mal y acertar. El caso es que he leído un par de blogs donde las damas se lamentan de lo mismo: han sido abandonadas y no saben qué hacer con su vida. Y como no quiero comentarles nada (también por misantropía), lo escribo aquí para quedarme tranquila. (Y lo mismo alguna me lee)

Yo se que mi postura es cómoda: aquí yo la que va de sobrada en asuntos del AMOR, pero ya digo que gramos de sensatez tengo, supongo que es algo que da la edad y quizás esas mujeres dolidas son más jóvenes. No más sensibles que yo, que soy la hipersensiblidad andante, pero si quizás más blandas.

Amos tóxicos que dan la patada. Lo mismo vale para  hombres vainillas. Tipos tóxicos que la quieren largar a una pero no saben cómo hacerlo por cobardía o por hijoputez. La lista de formas es larga y miserable:
- tengo una vida muy complicada.
- tú (sumisa) no entiendes cómo es mi vida.
- conmigo no serías feliz.
- te deseo toda la felicidad y conmigo no la tendrías. 
- necesito más cosas de las que me ofreces.
- te quiero pero no lo suficiente 
y
esta es la mejor
- te mereces más de lo que te ofrezco.

El caso es que en las relaciones BDSM, donde se supone los sentimientos están a flor de piel y blablabla, los abandonos llevan consigo duelos de largo recorrido (al menos así lo suelen describir las sumisas/blogueras abandonadas). Las emociones son del nivel: "me siento indefensa, desolada, no sé qué hacer con mi vida, no se si volveré a sentir lo que sentía con ÉL".

Tengo autoridad en la materia (y además en mi blog escribo lo que me da la gana) y ya he escrito sobre ello: las relaciones BDSM no sirven para ser feliz. Es más, ninguna relación amorosa sirve para ser feliz. No son un instrumento, no son la vía o el camino. Las sumisas blogueras que leo piensan que si no desarrollan sus ideales de sumisión (esa esencia que parecen incapaces de desprenderse), jamás serán felices. Hacen depender sus deseos de felicidad en el OTRO.

Lo malo es cuando ese OTRO es un Amo tóxico. Ellos nunca piensan en la felicidad ajena y por eso van siempre un paso por delante (si se les deja). Es más, algunos Amos tóxicos no permiten que sus sumisas les adelanten y utilizan todo tipo de argucias: "voy a cambiar", "lo siento, no volveré a tratarte así", "vamos a intentarlo de nuevo", etc. Y es duro decirles que no. Es realmente trabajoso continuar con la vida propia y aprender a construirse una solita los instrumentos para ser feliz. Sin necesitar ir de la mano de nadie (y menos de un alguien envenenador).

Tener un blog para llorar y lamentarse de la pérdida es bueno y consuela, pero a mi, como lectora, me fastidia ver que algunas mujeres no salen del círculo tóxico en el que se encierran. Caen una y otra vez en las trampas del Amo-veneno y reconocen que son dependientes de ellos, pero no hacen nada para salir del embrollo. Me pregunto entonces si en el fondo disfrutan de la situación. Si disfrutan escribiendo esos bellos posts de dolor y autocompasión y se complacen recibiendo comentarios de comprensión y ánimo.

Por eso no les comento, porque yo quizás, que soy tan bruta, les daría un cariñoso tirón de orejas. Esos de "niña, ese tipo no te merece y tú vales más", ya saben, lugares comunes que muchas obvian tanto. No se por qué sigo leyéndolas, probablemente me sienta superior a ellas pero qué coño, es cierto que lo soy. Yo ya tengo la inmunidad a ciertos venenos.


7 comentarios:

Alejandro DOM dijo...

Los problemas de las parejas D/s son los mismos problemas de las parejas vainilla, que son los humanos problemas de cualquier vínculo. Las parejas D/s terminan por problemas básicos de relación, y no por problemas D/s. Amo tóxico, hombre tóxico ¿qué diferencia hay? sin ser un Amo es sólo una faceta de una composición mucho más compleja.

Respecto a sentirte superior, no te preocupes. Cosas peores pasan.
Saludos


Mar dijo...

Ya. Alejandro, si yo pienso lo mismo. Pero dime. ¿tú crees que esas mujeres disfrutan de la situación?

Alejandro DOM dijo...

No creo que las mujeres disfruten, para nada. En las noticias salen cada día mujeres golpeadas que después de muchos años se animan a denunciar a sus parejas. Es tan compleja la mente humana.
De forma similar, hay sumisas, pero antes que nada mujeres, que vaya a saber por qué raro mecanismo soportan la indiferencia y el desamor. Creo que a ellas te has referido.
Un beso grande

Alejandro DOM dijo...

Algo más. Claro está que también pasan estas cosas del lado masculino. Muchos hombres que soportan parejas insoportables.
Saludos

Mar dijo...

Sí, me refiero a las sumisas que muestran su desamor en blogs, lo cual me parece terapéutico, pero algunas parece que no hacen nada por salir del pozo y se recrean sin límite. Es una percepción mía.

Supongo que se dará en los hombres, pero ellos no lo publican en sus blogs, son más pudorosos en ese sentido.

Gracias por aclarar.

Nicky Sciavo dijo...

"Tengo autoridad en la materia (y además en mi blog escribo lo que me da la gana)"
Sólo eso ya es genial xDDDDDD

Escribo sobre la pérdida porque me sale genial cuando de poesía se trata y escribo de lo demás que me sale de los ovarios escribir cuando me sale, y pues nada, queda bien también. Y ahora me la paso re mal por una pérdida, sí, pero no es un Amo, era un muchacho común y corriente y es reciente, y pues nada, lo plasmo, lo saco de adentro y respiro más tranquila.
Que si a otra gente le gusta regodearse en su dolor... eso no lo sé, sé que a mí me sirve de inspiración... A ver quién puta me compra el libro jajajajja!!!

Un gusto leerte y conocerte :)

Mar dijo...

Gracias por tu visita, Nicky y si te he divertido con la entrada, genial.

Los blogs a los que me refiero describen relaciones BDSM tóxicas y uno en concreto lleva años empantanado. A leerlo percibimos a la autora como una mujer que lleva años autoengañada, incapaz de abandonar a su supuesto Amo. Ya digo que es como se percibe de fuera. Quizás en la vida real es menos melodramático y ojalá.

Saludos.