martes, 10 de julio de 2012

Obsesiones eróticas

Tenía hasta el nombre de machote: Manolo y fue una de mis primeras obsesiones eróticas. Yo estaba en los últimos cursos de la EGB y tendría unos trece años. Él era igual que yo o quizás un año mayor, pero aparentaba más. Era ancho de espaldas, moreno, guapo -creo que era guapo- y machote. Sobre todo eso. Desprendía testosterona, yo soy muy perspicaz para olfatearlas.

Estaba en mi clase  de inglés, en la academia de por las tardes. Y además, era mi primo lejano. Si no es por ese detalle puede que no me hubiera obsesionado con él, pero la relativa cercanía carnal fue decisiva. Además, venía de Francia y eso le daba como un aura aunque por mucha Francia que llevara a cuestas, el aire de bruto no se lo quitaba nadie. Eso también le daba puntos: en inglés era torpísimo y a mi tanta ceporrez me encandilaba.

Varonil, primo lejano, repatriado, bruto y ceporro. Yo no dejaba de pensar en mi Manolo y fantaseaba con ser su novia cada vez que teníamos un encuentro, aunque fuera el encuentro más anodino: sentarme cerca en clase de inglés; encontrármelo en la puerta de la academia; una vez vino de visita a casa con sus padres!!!! eso era casi un paso definitivo al noviazgo.

Como soy tan recta, serena y calmada, nadie se dio cuenta de mi enamoramiento-encoñamiento. Era mi época masturbadora compulsiva y tenía sueños calientes una vez al mes -alguno con él-, pero ni adelgacé, ni me salieron granos ni nada. Y sacaba notas excelentes en inglés.

Dejé de verlo cuando nos mudamos de barrio y ya la academia de inglés me pillaba lejos. Me cambié a otra y olvidé a Manolo. Yo es que de siempre he sido una casquivana.

6 comentarios:

ohma dijo...

No le cantabas aquello de : "Manolo miooo Manolo de mis amoresssss..."
jajaja.
Siempre me haces sonreir.
Un beso

Mar dijo...

Noooo, yo estaba demasiado acarajotada hasta para cantarle, jajajaj.

besos.

amigospanko dijo...

No son nada despreciables los calentones en esa etapa de la vida, son frecuentes. Lo que no es frecuente es explicarlos con tanta gracia!

Mar dijo...

Desdramatizar es mi lema!!! Un beso.

La niña mala dijo...

Llevo un rato leyendo por tu blog y me lo estoy pasando teta ;)

Mar dijo...

Genial!!! Ese es el objetivo!!!