jueves, 9 de mayo de 2013

Es la ilusión de todos los días

Iba a escribir un post muy hostil sobre los que no hicieron huelga hoy. Estaba cargada de razones contundentes. De forma inaudita, me iba a salir un bonito post POLÍTICO, nada aburrido, muy irónico, muy  chulo.

Pero no.

Antes de ponerme a escribir volví a mirar un vídeo que hicimos el año pasado. Salimos todos y hay un cielo azul, ese pobre jardín tan verde y todos vamos vestidos de verano, llenos de color. Tan positivo, tan de buen rollito que se me pasó la hostilidad y pensé que no merecía la pena agriarme la tarde.

(No fui a la concentración. Me dio un ataque de fobia social)

Lo cierto es que a mi no me quitan la ilusión de cada día (aunque hubo mañanas este invierno que se me hicieron muy cuesta arriba). Ahora renovada, porque aparecen en el horizonte nuevas posibilidades de crecer, de innovar, de profundizar, de mejorar.

Yo hice huelga y tengo mis motivos. Pero mañana es otro día lleno de posibilidades (y alguna bronca, por supuesto). Y esa ilusión no me la van a quitar desde un despacho, joder que no.




2 comentarios:

Rick dijo...

¿Quién tiene la razón? Cada uno a su modo la tiene. Algunos serán más solidarios y otros menos, pero cada cual tiene sus motivos.
Aquí, en mi país, hay una división extrema que yo no había conocido. Si bien esa división está fomentada desde el gobierno, está en cada uno sentir como enemigo a quien piensa distinto, o sólo como a alguien que tiene otras ideas. Amigos han dejado de verse y familiares de visitarse. Hasta ese punto a avanzado la sinrazón.

Besos

Mar dijo...

Rick, yo respeto profundamente las ideas diferentes a las mías. Sobre todo respeto a quienes no hacen huelga porque están de acuerdo con las refoemas de turno.

Pero no respeto a quienes no hacen huelga por mentalidad acomodaticia, por no perder un día de paga (te hablo de funcionarios, con paga se supone que asegurada. Por ahora). Gente que luego va quejándose de lo mal que funciona todo, etc. Gente que no me da ninguna razón de peso.

Un beso.