miércoles, 15 de junio de 2011

Ponerle letras a un orgasmo

Leí este artículo de El País Semanal del tirón. A mi El País Semanal me dura la semana entera. El domingo le pego un repaso general y cada mañana, en el desayuno - largos y lentos desayunos de las 7 de la mañana, porque me levanto media hora antes sólo para poder desayunar tranquila-, cada mañana me leo uno o dos artículos. Me dura la semana entera.

A menudo me salto artículos tostón, últimamente El Semanal viene más tostón de la cuenta. Pero este de los orgasmos me lo leí el mismo domingo. Lo cierto es que los artículos de temática sexo me los leo siempre el primer día y del tirón. Soy una ob-sexa.

No trae nada nuevo, aunque la historia del principio me encantó. Las fotos sí, son chulas y hasta entrañables. La gente mientras se corre -tan indefensa y tan feliz- tiene un punto brutal de ternura. Da un poco de verguenza mirarlos, es entrar en un momento íntimo. Ves cuánto de falso tienen las corridas pornográficas y ves cómo cada corrida real es diferente y personal, cúanto nos parecemos y qué diferentes somos. Y sobre todo, lo imposible y lo ridículo que resulta ponerle palabras a un orgasmo. Por eso son tan aburridas las novelas eróticas. Si alguna vez intento hacer una descripción de un orgasmo, que me caiga el cielo sobre la cabeza.

2 comentarios:

gata{ADC} dijo...

XD. Las peliculas porno llenas oe ooohhh, uuuuuhhh, aaaaaaaaaaahhh.. Y ellas con el rimel y la barra de labios intacta eso que acaban de hacer una mamada.
Cierta vez le comentaba a El viendo una pelicula porno si yo ponia esas caras, afortunadamente me contesto que no.. si me dice que si es que me muero del susto.

seibra dijo...

Joder, verdad, la barra de labios intecta, yo quiero una barra de labios que quede intacta!!!! Donde las venden?