viernes, 11 de diciembre de 2009

Más allá de la Dominación, más allá de la sumisión

Más allá estamos E. y Mar.

Siempre seremos un Amo y su kajira. Siempre iré un paso atrás de Él, siempre Él estará un peldaño arriba. Pero si que pueden pasar los días y ser cotidianos, sin órdenes, pueden pasar los días y nuestras vidas asemejarse a las de otras parejas de amantes. Solo asemejarse.

No es un amor ciego. No estoy cegada ni loca de amor. No idealizo a E. No es el pilar de mi vida, la razón de mi vida, podría vivir sin Él, podría hasta dormir toda la noche un tirón si Él no estuviera. Podría hasta respirar, si Él no estuviera... Creo.

Amo a E., al Dominante que es, al hombre que es. Amo su carne, amo su cuerpo delgado, amo su rostro tenso. Amo su voz, amo su forma de articular las palabras. Amo su virilidad, su espiritualidad, amo su fuerza, amo también su debilidad.

Está en mi vida y pienso en mi vida con Él. En su compañía, a su lado -pero un paso atrás-, sin planes concretos, sin limites exactos.

2 comentarios:

Alejandro DOM dijo...

Qué ha sido de ese amor?
Ya canso diciendo que me gusta tu forma de escribir.

Tenía un compañero del instituto (creo así se dice en España) que era muy simpático e inteligente y sin embargo nunca terminó de agradarme del todo bien. Siempre que te leo termino sientiendo algo parecido. Yo creo que rechazo esa la necesidad de declararte un escalón arriba. Estabas/estás enamorada de E. pero podrías/puedes vivir sin él. Seguramente es cierto, pero me pregunto cuál será la necesidad de decirlo. Hay algo del orden de "no soy lindo pero las mujeres mueren por mí". Sería más honesto decir "las mujeres mueren por mí", si es eso lo que realmente quería decir.

Comento en esta entrada olvidada por el mundo para que puedas borrarla y que nadie se entere.

Si he sido ofensivo, pido disculpas, no es mi intención. Necesitaba decirte esto. Es que escribes tan bien que me molesta no poder disfrutar del todo de tus lecturas. En fin.
Saludos

Mar dijo...

No eres ofensivo, se agradece tener el punto de vista del lector. Lástima no agradarte del todo, eso si.

Dices que no es honesto que declare esa aparente prepotencia de amar/pero poder vivir sin la persona amada. Al contrario que tú, yo creo que es una de las declaraciones más honestas que he escrito. Es declarar un amor incondicional, amor que supera el límite de no estar junto al amado. No se si me explico mejor así.
Es un texto que aspira a poesía y entiendo que resulte ambiguo.

El amor perdura.

Gracias por dejar tu opinión y ayudar a ser más explícita.