domingo, 27 de abril de 2014

Gin-tonics cursis

La foto es de AQUI

Yo tomaba gin-tonics mucho antes de que se pusieran de moda. En los últimos ochenta. Los tomaba con ginebra Gordon´s y la Schweppes de toda la vida. Era un trago que rajaba la garganta, me gustan los tragos amargos. En los noventa me pasé al bourbon y, cuando no había, tomaba Dewars. Un White Label sólo con hielo. Así lo pedía yo, con la vocecita encantadora que pongo cuando pido algo,  y molaba mucho. Los bartenders la miraban a una con gestos de aprobación.  Yo es que siempre he ido de durita aunque en realidad sea una cagada.

Luego volví al gin-tonic, tras una borrachera muy petarda de bourbon, en compañía de mis hermanas. Volví entonces a la ginebra,  justo un año antes de que se pudiera de moda y supe que hay vida más allá del Gordon´s y la Larios. Cuando comenzaban a sonar marcas de hermosos nombres y te enterabas que en ese destilado trasparente flotaban esencias sugestivas. Enebro, cardamomo, coriandro...

He seguido aferrada al trago simple, sólo con limón. Como mucho, lima. O pepino. Esa foto de ahí arriba me parece un engendro. Mis compañeras de trabajo se volvieron locas, una tarde de copas, con el gin-tonic cursi de fresas. A mi me parece una mamarrachada llenar la copa de fresas  y zampártelas al final como si no hubiera un mañana. La otra noche yo fui la única del grupo que se negó a beber esa guarrada de las fresas. Me tomé mi gin-tonic normalito. Yo creo que me miraron un poquito raro, aunque no se si son paranoias mías. No soporto beber como en comunidad, como manera de formar parte del grupo molón. Beber lo que está de moda sin tener ni papa idea de qué estas bebiendo. Esa ventolera que le ha dado a la peña por echarle a la ginebra cosas raras. Café. Piña. Grosellas. Esencia de ruibarbo. Te mueres. Yo es que creo que hay mucho ignorante del bebercio por ahí suelto y que, encima, se las da de guay.

No se, lo mismo me estoy perdiendo algo.








4 comentarios:

amy MaD dijo...

Supongo que como lo has dicho, "beber lo que está de moda", te hace en cierta forma pertenecer al grupo, pero sólo te hace ser uno más según como yo lo veo, estoy de acuerdo en que debes probar cosas nuevas para saber si te gustan o no, pero en lo que no voy de la mano es en todas esas combinaciones extrañas que te sacan de la noche a la mañana y de la misma forma se esfuman.

Un abrazo Mar

marita correa dijo...

Hace dos veranos estuve trabajando en un bar, el gin tonic especial costaba 10€ y lo único de especial era la gindilla, cardamomo y otra especie que ya he olvidado.Supongo que con las bebidas está pasando como con las comidas, ahora un gin tonic de toda la vida se le denomina gin tonic de autor.

Mar dijo...

Probar cosas nuevas si, pero cosas cursis noooo. Un abrazo, amy.

Mar dijo...

Y mira que el momento gintonic ya está pasando (eso dicen). Ya veremos con que nos sorprenden.
Un besazo marita.