viernes, 20 de abril de 2012

Diccionario (grimoso) BDSM: entrega

Una palabra bonita que he llegado a detestar por su mal uso.

Cuando empiezas a indagar en la cosa BDSM la lees todo el rato, entrega por aquí, entrega por allá. Piensas, jo que chulada, es como el éxtasis, ¿no? Piensas que es cosa de elegidos. Te sientes una elegida por dar el paso de entregarte y blablabla.

Luego desciendes a la tierra. Te das cuenta que entregar, ya llevas media vida entregada porque hay un puñado de gente a quien quieres y querer es entregar. Que tanta parafernalia con la palabra para apelar al sentimiento que, gracias al cielo, suele prevalecer en tu vida. Que no tienes que leer ni aprender de nadie sobre entrega porque, por fortuna, sabes cómo se hace.

Te das cuenta también que a menudo confunden entrega con sexo+dolor+humillación. "Mi sumisa se me entregó" es sinónimo de "le di su correspondiente azotaina, la humillé, le di por el culo, etc", lo cual no es nada extraordinario, más bien es lo que se espera en el rollete BDSM, ¿no? Y dejémonos de falsas heroicidades, no hay cosa que más rabia me de que esas sumisas que dicen que no les gusta el dolor pero que se lo entregan con gusto a sus Amos. Hipocritillas, qué monas y qué bien quedan. Si no les gusta el dolor ¿a qué viene embarcarse en una historia bedesemera? (Como suele pasar, declararse masoquista mola poco. Y suena a poco entregada).

Así que, si entregarse no es algo fuera de lo común, ¿a qué vienen tantos fastos con la palabra? Ya digo, no es la palabra en sí lo que me da grima, sino esa mezcla de languidez, superioridad y autocomplacencia que la acompañan.

Mi sumisa entregada... no sé, no es para tanto, es lo lógico, lo esperable, lo justo.

3 comentarios:

maiKO dijo...

Te entrego mi Alma, mi Cuerpo y mi Mente.....
Buenos esta era mi frase favorita, " ya sabes", y es que quedaba super chuli, era la mas mejor y me sentaba a la derecha del Señor.

Pues mira por donde, que estoy de acuerdo contigo, yo ya estoy pero hartitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa de entregar tanto, doy por aqui, doy por alla, pero fijate por donde menos me dan es por culo, osea sodoma, porque el otro por culo es normal en mi vida.

Yo no entrego dolor que de eso ya tengo mas que de sobra, entrego lo que soy, y lo que esta en mi mano, ahora bien, tanto entregar, tanto dar, y?????

Me inculcaron ehhhh nena esto es una forma de vida, y yo hasta estaba convencida, pero no, no es mi forma de vida, es una parte de mi vida, que cuando sucede me lo paso bien, sin mas.
Por cierto no soy masoquista que con cuatro palmaditas en el culete, me salia cada lagrima que pa que,,,,,
besooooooooooo ainsssss

Mar dijo...

Por entregar dolor me refiero a esa frase que queda tan mona de "te entrego mi dolor" cuando el Amo da azotes y somete y tal. Frase más ñoña no la hay, la virgen.

Besotes muy grandes.

maiKO dijo...

Claro por eso yo no entrego dolor, que me duele un montón jijjiiijijijij
besisssssssssssssss